miércoles, mayo 30, 2018


El violinista

El violinista (Fragmento):

Cada nota taladraba las ya derruidas paredes de la habitación; cimbraba los recovecos de mi alma, pero no dejaba de tocar el violín. Con mis dedos ennegrecidos y entumecidos acariciaba una y otra vez las cuerdas que suplicaban a la muerte. Con rostro demacrado, ojeras impresas (ya con el tiempo habían borrado mi sonrisa), y con mi figura cansina y marchita, no dejaba de tocar. 
No dejaba de producir esas notas, sabiendo que si dejaba de tocar, en cualquier momento ella se diluiría en sus últimos suspiros, se desvanecería hasta quedar solo lo eterno.
Todo por vender mi alma para ser el mejor violinista de la tierra, sin saber que el alma que realmente entregaba era la de mi amada que yacía enjuta en su lecho junto a mí con los dedos crispados como si intentase traspasar su dolor a las raídas sábanas.
Así que con el cuerpo famélico, lleno de hastío, seguía produciendo esos acordes que eran como latidos. Una y otra vez leyendo las partituras que el tiempo se había encargado de horadar en mi memoria, reproduciendo esos sonidos que estoy seguro se escuchaban hasta los mismos recovecos del infierno.
Acordes que estremecían a la noche y que herían a los pocos rayos del sol que penetraban por la ventana. Acordes que también aturdían a las sombras, sombras que intentaban estirarse hasta rozar su aliento, las mantenían al margen de la habitación.
Y aquí sigo… no dejo de tocar, de pie junto a su cama. Persisto, desgarrando hasta mis últimas fuerzas. Por instantes me atrevo a mirar a través de la ventana, a través del reflejo de mi frágil existencia… para sacar más sonidos y silencios entremezclados que sigan ahuyentando a esas sombras.


viernes, mayo 25, 2018


CAPÍTULO 1

Desde hace años me diagnosticaron una extraña enfermedad en la piel. Una especie de hipersensibilidad a la luz del Sol, no había día que no gritara: ¡Maldita luz ultravioleta!
De niño y aún en la etapa de juventud, tenía que estar siempre bien abrigado, con guantes, utilizar bloqueadores solares especiales, antihistamínicos y una larga lista de medicamentos que aunque se suponía debían ayudarme, iban menguando mi salud de una forma lenta pero severa. Aunado a ello, las burlas tan hirientes en la etapa de la niñez ocasionaron un aislamiento extremo de mi ser, hasta el punto de a veces no salir en varios días y solo estar acompañado de los ecos de mi silencio. Este aislamiento se extendió hasta después de la adolescencia dejándome una marca de hastío de la vida.
Por un tiempo, los médicos pensaron que tenía una especie de xerodermia o inclusive enfermedades más extravagantes de la piel. Dermatólogos me examinaron en incontables ocasiones, hasta que un grupo de especialistas después de estudios más extensos llegaron a la conclusión, aunque no mostrándose convencidos, de que tenía un caso muy extraño dentro de una enfermedad muy extraña denominada porfiria en la que se presentaba un exceso de proteínas del mismo nombre que al acumularse en mi piel y verse afectadas por la luz solar destruían parte de mis tejidos a tal punto de sentir que me quemaba. Pero eso no era todo, estas porfirias al reducir drásticamente la hemoglobina en mi sangre, producían una increíble palidez que resaltaba mi ya de por sí tono de piel tan blanco, dándome un aire de envejecimiento prematuro. Además de esto, la reducción de hemoglobina me provocó anemia y como no me exponía a la luz solar también tenía una severa falta de vitamina D, por lo que mi porte era cansino sin mencionar los recurrentes terribles dolores musculares de los que era prisionero.
 De aquí se explica mi deambular por las noches en una vida nocturna forzada. Aunque mis medicamentos incluían hierro, dosis de la enzima hematina que funcionaba como catalizador para regular mis niveles de glóbulos rojos y fármacos adicionales, tenía  también que seguir una estricta dieta en la que evitaba alimentos como el ajo y otros que afectaran el proceso de coagulación de la sangre.  Admito que me sentía perdido aunque eso sí, había aumentado un poco más mi vida diurna.

Una noche, al deambular por algunos bares de la zona centro de la ciudad me topé con una chava de aproximadamente 25 años que dijo llamarse Ángela, por azares del destino (o por casualidad-coincidencia, para quien no crea en la palabra destino) ahí estábamos, los dos platicando, hasta que la alarma de mi celular alertó que debía regresar a casa, apenas tenía tiempo de llegar antes del amanecer, amanecer que el Instituto de Meteorología había indicado con precisión en los últimos años. Mi forma de reaccionar al ver la hora fue casualmente igual que la manera de reaccionar de Ángela. Nos despedimos, intercambiamos números de celular y partimos raudamente cada quien siguiendo su camino.
Días después nos volvimos a ver, qué placentero es encontrar a alguien con tus mismos prejuicios. En esa ocasión, tal vez por la confianza que se había generado rápidamente, ella me confesó que en un par de años cumpliría medio siglo de vida, al ver mi rostro incrédulo (se veía de 25), no pudo decir otra cosa más que se le había subido el alcohol en la sangre. Solo se había tomado una cerveza. Por un momento me vino a la mente, que yo tampoco tomaba mucho debido a mi condición. La charla continuó de forma amena, sin contar ese incidente.
Algo pasó la siguiente ocasión que nos vimos, el final de la noche se desencadenó con una avalancha frenética de besos que nos transportaron a su departamento. Con la pasión desbordada, nos terminamos de desvestir ya en el lecho de la lujuria y ahí una y otra vez, mi miembro erecto la penetró, fundiéndonos en uno, a punto de estallar y con la respiración entrecortada, nos miramos a los ojos al momento que una explosión de energía nos cubrió. Transcurrieron algunos minutos cuando me percaté de la hora, tenía que huir. Estaba a punto de salir el Sol. Me despedí pidiéndole disculpas por la manera impertinente en que me retiraba prometiendo explicarle después. Tomé un uber tratando de llegar pronto a casa sin conseguirlo, por lo que al día siguiente aparecieron  las marcas que el Sol solía dejarme como recuerdo cuando salía de mi rutina nocturna.
Ya en la tarde del día siguiente, cavilando, me percaté que nuestros encuentros habían sido nocturnos, yo tenía esa restricción, ¿pero ella? ¿Por qué no había propuesto que nos viéramos de día? Las sospechas se apoderaban de mí. Todo tendría que quedar aclarado la siguiente vez que nos encontráramos.
Un par de días después, nos volvimos a encontrar, después de un rato de charla y accidentalmente revelarse una de mis marcas, ella me comentó, de una forma bastante expresiva: ¡Yo porto la maldición que tú también cargas en tu aciago sino! Al yo quedar anonadado, me llevó a la única luz del Sol que no me lastimaba, la reflejada por la Luna y me mostró pequeñas marcas similares a la mía pero ya prácticamente indistinguibles, afirmando que eran del día que nos conocimos. Impresionado quedé, yo nunca sanaba tan rápido de esas quemaduras.
23 años han pasado desde la primera vez que probé la sangre, con esas palabras crudas comenzó a relatarme su historia. Un halo de juventud me ha acompañado desde entonces. La piel agrietada y pálida, los dolores musculares, las quemaduras, todo se desvanecía al aprovechar la enzima hematina presente en la sangre que bebía algunas veces al mes. Al cobijo de la noche caminamos y caminamos, siempre con música rock de fondo en nuestros celulares, hasta llegar a un rincón donde la pasión se desbordó, con un poco de sangre de por medio, nuestro encuentro sexual de ese día fue una erupción de sangre y energía que enmarcó el momento. El sexo tuvo un matiz diferente, el placer exponencial al involucrar un poco del elixir de la vida hizo cimbrar nuestras almas.

Algo había cambiado, aunque no teníamos colmillos afilados, aunque nuestros reflejos en el espejo seguían presentes solo que menos pálidos, aunque eramos una especie de "vampiros" modernos (o tal vez solo éramos la expresión del nacimiento del mito vampírico), algo había cambiado...

CAPÍTULO 2

Si bien preferíamos comprar sangre en bancos, el sabor de la sangre era distinto cuando se extraía de una vena y cuando se extraía de una artería. Al final de cuentas, dentro de la perfección de la imperfecta máquina humana, el hígado y demás organismos cumplen con su función.

... Continuará

miércoles, abril 25, 2018

¡Se sintió horrible! Por un momento pensé que sería mejor que pudrirse lentamente, que desvanecerse como presa del tiempo en un cajón de madera, pero no. Al principio todo marchaba bien, inmóvil, rígido, hasta que la temperatura empezó a aumentar, de por sí nunca fui bueno para soportar el calor, pero no me imaginé que esto fuese así, ¿qué podía pasar? Al fin y al cabo ya no sentía nada.

Sin embargo, la agonía empezó a abordarme, el calor provocó que despertara del sueño eterno al menos por un instante, eso sentí. Golpeé, golpeé muy fuerte y desgarré mi garganta tratando de ser escuchado, gritando que me sacaran, que detuvieran el fuego, pero nada. Sentía que el sudor me empapaba tanto como el miedo, esto era lo más parecido al infierno y la temperatura no dejaba de aumentar, parecía como si cada segundo ahí fuera el equivalente al aumento en un grado centígrado.

El olor no lo olvidaré, si es que llego a recordar algo después, si es que llego a recordar algo ya estando en otro lugar, en otra vida, uno nunca sabe. La piel me empezó a quemar tanto que quería arrancarla, pero me aterraba más ese olor a carne quemada, ese hedor, me provocaba tantas nauseas y sentía la garganta tan cerrada que me estaba asfixiando, ¿pero cómo?, ¿acaso era posible eso? mi piel hirviendo me hacía delirar, todo lo que había sudado, el humo en el que se convertía mi piel. No tenía sentido ya pensar, nada que pensar. Solo ese sofocante calor que derretía mi piel y mis esperanzas, mis sueños, que derretía todo, todo lo que alguna vez creí que era.

¡Sentí una sacudida! Una conmoción.

De repente abrí los ojos, como sintiendo que volvía a despertar, recuperando el aire para respirar. Desconcertado, vi a esa mujer aterrada en el rincón de la habitación, afónica de tanto gritar, con los ojos llenos de miedo, llorando. Ella era la psiquiatra que me estaba atendiendo, era la persona que me había hipnotizado, que intentaba recuperar mis recuerdos, la persona encargada de mi regresión. Nunca se percató que me hizo recordar más de lo permitido. 

Fue el olor de mi piel después del crematorio lo que le hizo perder la razón, ese olor que se extendió por todo su consultorio. Ese olor que nuevamente salía de mi piel, ese olor que me hizo recordar de nuevo lo que antes fui. Ese olor que enmarcó mi final.

La alarma de humo estaba sonando.

domingo, abril 22, 2018

¡Maldita sea! No me puedo mover, solo veo oscuridad. ¿será un estado de catalepsia? ¿Estaré ya enterrado en mi ataúd? Todo comenzó estando a punto de caer en los recovecos del sueño cuando de repente sentí una opresión, mi cuerpo empezó a tensarse, intenté moverme, forcejear contra las fuerzas que me mantenían inmóvil, pero era inútil, la angustia comenzó a crecer en mí. ¿Qué extraña y aciaga suerte me deparaba?, ¿estaría comenzando la etapa REM del sueño?, ¿pero cómo sería posible si apenas iba a cerrar los ojos, en plena etapa de adormecimiento?, ¿sería una forma de alucinación hipnagógica?, ¿o acaso así empezó el sueño que llegó a aterrarme tanto?
A pesar de saber como neurólogo que los síntomas de la parálisis del sueño se deben a que los neurotransmisores glicina y gaba son los encargados de apagar el sistema motor, algo no cuadraba, no sentía que fuera un caso típico de parálisis, ¿acaso estaba alucinando? ¡Pero si casi puedo asegurar que había una presencia! El pánico se apoderó de mí, sabía que debía forzar a mi cerebro a que mandara la señal, el impulso para despertar, para reaccionar, pero nada. Traté primero de relajarme, y al no ver resultado satisfactorio traté de morder mis labios como intento desesperado por conseguir una respuesta positiva de mi organismo, que la respuesta muscular se hiciera presente, pero lo único que se hizo más fuerte fue la presencia que evitaba mis movimientos, ¡esa maldita presencia posándose sobre mi cama se hizo más intensa!
El llegar a sentir cómo mi piel era tocada fue lo que hizo estremecer hasta lo más profundo de mi alma y esa mirada que sentía sobre mí, aunque sabía como neurólogo que era un síntoma común de la parálisis, se sentía tan real que erizó mi piel. Me empecé a repetir a mí mismo, "tranquilízate, tranquilízate, tranquilízate", hasta que escuché un susurro diciendo "nooo". Posteriormente, sentí cómo aquella presencia se levantó de la cama y se fue alejando lentamente, pero amenazando con volver.

Hasta la fecha duermo con miedo de que aquella presencia vuelva por mí, hasta la fecha mis colegas neurólogos y psicólogos me insisten que son los típicos síntomas de la parálisis del sueño, mi lado científico lo acepta, lo sabe, pero hay otra parte de mí que no lo puede entender, que sabe que algún día la presencia me estará esperando pacientemente a que me recueste y cierre los ojos.

viernes, marzo 30, 2018

Y el poeta escribió todo lo que pudo, todo sobre la musa que nunca conoció, dejando una hoja en blanco, sin letras, sin imágenes, todos los silencios. La hoja quedo muda, sin nada que leer. Sin ojos que la recorrieran, sin miradas que la observaran.
La gente pensó que era un error de imprenta, ¡Cómo una hoja en blanco, nada más con el número de página! La página 17. Sin saber que fue un poema nunca escrito, ahogado, musitando su ignoto nombre cual susurro de la noche, gritando los silencios a la musa que nunca lo visitó ni en la más aciaga noche, ni en el más solemne día, ni en el más abstracto sueño.
Silente ante la musa que nunca escuchó.

Esa fue su mejor obra.


¿El universo es como un desierto donde cada estrella es como un grano de arena?

Si es así entonces el borde de la playa donde el mar remueve la arena es como el borde del universo donde la luz al llegar, remueve el tiempo.

Si es así la distancia entre un grano y otro, esa minúscula distancia, no es más que la distancia entre las galaxias.

Si es así, la espuma de mar es como las ráfagas lanzadas por las estrellas.

Si es así, la sombra de cada grano es como los eclipses en todas direcciones.

Si es así, las huellas que dejo al caminar rompen la continuidad del espacio tiempo en el mar de universos.


Poder extenderte hasta casi tocar la noche

poder desdoblarte en espiral

jueves, marzo 29, 2018

Esa delgada línea en el horizonte, inalcanzable, que al estirar el brazo pareciera que puedo tocarla con mis dedos, pero no es así, yace distante, difuminada y yo aquí atemporal

No olvides la noche
y ninguno de sus pasos
silenciosos, oníricos
... desvelados



La Luna insiste en que salgan mis colmillos, entre las nubes se escurre, insinuando, persistiendo.

¿Y dónde buscarla a media noche?

Deslizándome entre silencios, furtivamente.

Así, hasta clavar la herida, la piel.

¿Y dónde quedó la insolencia de nuestra adolescencia?

¿Habrá algo más irónico que la vida misma?

En lo recóndito de lo inmensurable
entre lo efímero y lo eterno
Ahí, donde la cordura se desangra
donde la noche y el día se encuentran
donde el tiempo se dilata
en los recovecos de lo inimaginable
allá entre espacios yermos
donde la materia se descarna
en brazos del olvido, en lontananza
Ahí habitamos, como presas de nosotros mismos
cautivos, con grilletes en la mente.

Los deleites del alma quedan marginados a instantes fugaces, escondidos en la memoria.

El borde que pisas, esa cornisa, es el fin del mundo, pero como la tierra es redonda también es el comienzo.

jueves, febrero 22, 2018

Si mi lienzo va a ser tu piel, escribiré hasta el último suspiro

miércoles, diciembre 20, 2017

Hoy la noche no presenta estrellas
¿será que el olvido raptó a todas ellas?
Hoy la noche me embriaga de insomnio
¿será una eternidad para el nosocomio?

Y sin embargo, aquí estoy
buscando con un telescopio
¿me hará falta una dosis de opio?

Hoy la noche dejó limpio el firmamento
¿será una noche para rayar mis lamentos?
Hoy la noche en silencio me susurra
¿será

Y sin embargo, aquí estoy
buscando en el universo
¿la distancia lo hace espeso?

Y cada estrella con su brillo me narrará su pasado
Y cada estrella a su fin se desangrará en ...
en una noche de olvido.

lunes, diciembre 11, 2017

Quise agarrar al tiempo pero no pude, se fue difuminando hasta quedar solo fragmentos que gritaban agónicamente. El tiempo fue dejando recuerdos vagos con un eco que apenas se escuchaba. Eso pasa cuando uno intenta asir los momentos y forzarlos a permanecer, solo quedan memorias fugaces. Solo se arriesga la continuidad espacio-tiempo. Solo queda la frágil existencia pendiendo del hilo de la vida. Solo quedan instantes.
A veces soy recurrente en cuestiones del tiempo, pero ¿acaso el tiempo no es recurrente con nosotros? Insistiendo que sigamos sus pasos a veces lentos, a veces rápidos, persistiendo, permaneciendo siempre, incisivo, inquebrantable. A veces sólo resta dejarse llevar por su oleaje. Su ondulado vaivén.

jueves, noviembre 16, 2017



¿A las cuántas eternidades se cansa uno?
¿Con cuántos pasos se llega al horizonte?

Si la luz del Sol tarda en llegar 8 minutos a la tierra, ¿ese es el tiempo que le queda de vida a un no muerto?

Si la eternidad se va extinguiendo como un ocaso,
¿hasta cuándo persistir?

Si la luz llega tarde porque la oscuridad llegó primero
¿entonces el silencio es más rápido que el sonido?

martes, noviembre 14, 2017

Hoy no hubo letras
quizás se perdieron en el camino
¿será de esos días
en que regresan con un silbido?
Hoy no hubo letras
tal vez se largaron buscando destinos
¿volverán desangradas?
¿cubiertas de hastío?

¿Se perdieron en lontananza?
¿en tempestades silenciosas?
¿sabrán que el tiempo lento avanza?
¿dónde encontrarlas? 
¿vendrán borrosas?

Hoy no hubo letras
quizás se alejaron para morir
¿será de esos días
en que no puedo escribir?
Hoy no hubo letras
o si las hubo quedaron calladas
¿volverán a gritar?
¿afónicas?¿ateridas? ¿demacradas?

¿Se refugiaron en el olvido?
¿sabrán que las esperaré?
¿hasta que sea invierno o estío?
cuando regresen
no sé dónde estaré

... pues hoy no hubo letras.

martes, noviembre 07, 2017



La Luna, tantas cosas que podría escribir sobre ese pedazo de queso en forma de satélite. Tantas cosas que podría escribir sobre esa masa de casi 1/4 parte del tamaño de la tierra que ha sido testigo de tantos besos, de tantas transformaciones de hombres lobo, de tantos hechizos, de tantas noches macabras en los panteones.
Tantas mareas que has provocado, tantos corazones desangrados que te han otorgado. Tantos poetas que has inspirado.
Tantas veces que has renacido, ¿en cuántos eclipses te has convertido? ¿Cuántos misterios has ocultado? ¿cuánto te has callado?

Tantas cosas que puedo escribir sobre ella, pero... pero prefiero contemplarla en silencio.

jueves, noviembre 02, 2017



Huecos, eco, tiempo, viento
espiral, eternidad, un ritual,
un universo, tus besos, los huesos
fusionados en un verso
en un suspiro fugaz

En lo eterno, sempiterno, mar adentro
la Luna y el Sol eclipsados
en una palabra, en un silencio
desterrados
desgarrados

Todo rima cuando uno se desangra

Calaveras



Intentar escribir una calavera
No le veo sentido
Cuando llegue la muerte por mí
Yo ya me habré ido
Cargando mis pobres huesos
Antes que me mate a besos


Escribir para ti una calavera
No le veo sentido
Cuando llegue la muerte por ti
Le arrancarás un suspiro
Carcajeándote de su suerte
Se irá triste como yo, pobre muerte

¿Servirá escribir una calavera
Y ponerla de mi obituario
Pa que le prendas una veladora
Y me recuerdes a diario?

Puedo escribir una calavera
Antes que tocarte con mis manos...
Ya la leerás llorando en mi tumba
Mientras me comen los gusanos

miércoles, noviembre 01, 2017

10:33



Son las 10:33, el universo sigue expandiéndose, el tiempo transcurre, primero se estira rápidamente, luego como aletargado se tuerce lentamente.

Son las 10:33, la continuidad espacio-tiempo corre el riesgo de dilatarse,dilatarse hasta indeterminarse en una singularidad como en el big bang, pero nada, todo sigue igual.

Son las 10:33, se hacen más largos los silencios entre cada letra, entre cada palabra que llego a leer, ¿se detendrá el tiempo?

Son las 10:33, una vaga idea crece como espiral en mi cabeza, ¿qué tal si todo fue un sueño? ¿espero a leer alguna palabra o la escribo? ¿espero a escuchar los silencios acumulados?
Son las 10:33, la imaginación se eclipsa, el segundero se detiene, no habrá palabras que leer con mis oídos bajo la textura de tu voz. No hoy.

Veo el reloj, ya son las 10:34.

lunes, octubre 30, 2017

A través del tiempo, ¿qué somos si no polvo en formación? ¿Si no polvo esperando ser dispersado por el viento? ¿Si no polvo esperando ser olvidado? Simplemente marchitándose cada grano del alma, así lentamente como el recorrido de los granos de la arena que avanza marcando el tiempo hasta en un instante detenerse.

sábado, octubre 21, 2017

Así, lentamente me deslicé entre las sombras, cruzando silencios, cruzando olvidos hasta alcanzar tu puerta.
Así lentamente quedé de pie junto a ti, descubrí tu cuello, con mis dedos lamiendo tu piel mientras mostrabas tu bella sonrisa sumergida en un sueño casi real.
Así lentamente me acerqué, hasta probar tu sabor, encantado quedé, savia, elíxir, esencia de ti.
Posteriormente te besé, esos labios rojos incitaban a quedarme ahí, residir una eternidad aunque fuese efímera fundidos en la pasión de un beso.
Así quedé, incitado a permanecer ahí viendo tu grácil sonrisa... y esperando a que llegara la luz del Sol.

miércoles, octubre 11, 2017

Llegó el amanecer y con él el fresco despertar. La luz se asomó y saltó entre los barrotes de las celdas, como intentando escapar. El aire frío enmarcaba lo que habría de suceder ese día en el que el destino espera su hora. Después de todo, era momento de cumplir la sentencia. No pasó mucho tiempo para que se abriera la celda, caminé paso tras paso escuchando el eco que trataba de escapar de las paredes. Ahí estaba al final del pasillo acompañado de un silencio que hacía retumbar mis más lóbregos pensamientos, para después girar hacia la izquierda, subir unos cuantos escalones, no los conté, los nervios se iban apoderando de mí. Llegando al final de la escalera, todo se oscureció por un instante, una tela cubría mi cabeza, solo podía ver a través de unos orificios. Un instante después se abrió la puerta para salir al patio donde sucedería lo inevitable. Lentamente como en un peregrinar aciago, cada paso me fue guiando al cadalso, hasta sentir que ya estaba ahí, junto a los últimos escalones que habría de subir antes de que se cumpliera la ejecución. ¡Silencio! Gritó el juez a la multitud.
Esa fue la orden para comenzar a ascender, lentamente, cada peldaño recorrido era como una eternidad fugaz, como los granos de un reloj de arena demarcando los últimos instantes, ya estando en el cadalso, escuché las últimas palabras del juez:
coram deo, coram populo...
frente a un pueblo inmóvil, impávido, se escuchó:
dies irae, a divinis ad aeternum

El juez dio la vuelta, era el momento, era la señal, lo sabía. El susurro de la muerte estremeció mi piel.

Pensé:
Al final de cuentas, soy el verdugo.
Así que tomé el hacha, la elevé rasgando los cielos para en un instante, impulsado por el griterío temeroso pero iracundo, dejarla caer cortando todo a su paso.
Cumpliendo la sentencia.

Recovecos

En el recoveco de la noche
me desplegué como hurgando entre universos,
lamí mi piel para alcanzar mis huesos,
pero solo me encontré el tiempo hueco
cayendo en espiral.

En el recoveco del tiempo
me desangré intentando escribir versos
rasgué mi piel para morder mis huesos,
pero me encontré en el tiempo el eco
cayendo en espiral.

En el recoveco de universos
me estiré, tapando mis miedos
lamí mi piel para cubrir mis restos
pero solo en silencio me encontré
cayendo en espiral.

Escarbé hasta enterrar mis silencios
que el tiempo se encargó de enmudecer
caminé por esos senderos sin saber
qué podría suceder.

Y al final entre esquirlas y besos
seguía cayendo en espiral
y al final era un sueño inmenso
cayendo en ti espiral...
cayendo en ti al respirar.

... cediendo al fin de respirar

lunes, octubre 02, 2017

Fugaz



Fugaz como el elemento químico Copernicio o fugaz como la evolución del planeta tierra.
Fugaz como un rayo o fugaz como todos los minutos sin soñar.
Fugaz como un electrón en una posición a cierta velocidad o fugaz como el horizonte donde se fusionan el cielo y el mar
Fugaz como una palabra o fugaz como un suspiro en ausencia de palabras
Fugaz como toda una historia o fugaz como un mar muriendo en un río
Fugaz como el recorrido de un grano de arena en un reloj
o fugaz como la eternidad entre un grano y otro del segundero de la vida

Tú decides.

jueves, septiembre 28, 2017

¿Cuánta distancia puede viajar un silencio?
¿A qué velocidad se puede desplazar?
¿Cuántos silencios se pueden gritar hasta quedar afónico?


¿Y dónde quedó el tiempo?
Aquel que ansiaba frenéticamente tener entre mis manos
y que terminó esfumándose como los granos de un reloj de arena entre mis dedos

¿Y dónde quedó el tiempo?
Si solo dejó horadados los recuerdos, casi mudos
casi sordos

¿Y dónde quedó el tiempo?
10 segundos, un minuto, 2 horas ¡qué importa ya!

¿Y dónde quedó el tiempo?
Si no fue más que orbitando como aferrándose a su propia gravedad

¿Y dónde quedó el tiempo?
Si no fue mas que un cúmulo de imágenes fragmentadas,
Si no fue más que un intento de escape de los hoyos negros de la memoria

viernes, julio 14, 2017



He visto las últimas Lunas...
cavilando, cabalgando en tempestades y calmas
surcando la marcha del tiempo
y en oníricos pasajes esperando
la oscuridad entre los ocasos y amaneceres
mientras contemplo, desde lejos
desde el lejos del mí, desde el lejos de aquí
esta efímera eternidad que llevo vivida
desde el lejos del mí, desde el cerca del ti
Esta efímera eternidad que llevo diluida
en sangre...

Esperando el último amanecer

martes, julio 04, 2017

¿Hasta dónde llegar siguiendo ese camino? ¿qué infranqueables obstáculos encontraré? ¿tormentas y calor desafiantes me acompañarán? ¿la trémula luz del rostro de la Luna iluminará esa vereda? ¿el tiempo me cubrirá con espasmos de horrible cordura o sólo me cubrirá con un manto reconfortante de locura? ¿mi alma aciaga, demacrada, será asechada por las sombras o cegada por el brillo de la luz? ¿divisaré en lontananza algún indicio de fin?... caminar con el Sol hiriendo la piel, con el tiempo agrietando el rostro, con el olvido cobijo de la locura, alienado.

sábado, julio 01, 2017

Quisiera tener la chispa para traducir tu piel en letras que se enredan entre mis labios

Para escribir un conjunto de palabras entrelazadas que estremecieran tus poros
y que rasgaran tus ropas hasta dejarte semidesnuda bajo la luz de la Luna

Quisiera tener el vocabulario para desdoblarlo y extenderlo entre tus curvas
y quisiera tener la chispa para con mi lengua interpretar el todo y la nada entre tus piernas

Quisiera tener la habilidad para leer el alfabeto Braille que transpiras, y recorrerte y releerte una y otra vez


miércoles, junio 28, 2017

Quiero tallar algunas palabras en la arena de mis desiertos.
El susurro de la noche espero llegue hasta tus venas, te lo envío acompañado de un suspiro

sábado, mayo 06, 2017

Saber

Yo necesito saber de usted,
saber de su sonrisa, 
de su imaginación, 
de sus suspiros, 
de su piel húmeda, 
saber que sabe de mí
saber el sabor de usted
saber que sabe que sé de usted
saber de sus silencios
y también saber de sus ecos
saber el líquido de sus venas
saber sus recovecos
y saber de la comisura de sus labios



viernes, marzo 10, 2017

Y no sabía si la espuma en mis labios era por tomar
una cerveza o por tratar de beberme el mar...
Y no sabía si ese ardor en la boca era una punzada
o lo que punzaba era tu yugular...
Y no sabía si en el horizonte la luz se extendía
o solo retornaba para hacerme arder al final...
Y no sabía si las letras se perdían en la deriva
o solo descansaban antes de continuar...
Y no sabía si sabía que la luz se inundaba
de oscuridad...
Y no sabía si los océanos de tiempo transcurrían
continuando mi navegar
Y no sabía si ya era hora de a mi ataúd regresar

viernes, febrero 10, 2017

Nocturno

La luna en el firmamento
se muestra en lo alto desnuda
pronto será el momento
de romper la noche muda
con algunos alaridos
que retumben en tus huesos
están brotando mis colmillos
por beberte y comerte a besos...
Sigilosamente, mis pisadas
hacen más corto el destino
para morder tu cuello
con un instinto asesino
...mientras tu yugular punza
y vibra al ritmo de la trémula Luna
que se extiende en el horizonte

mientras somos nocturnos

jueves, enero 19, 2017

Deja desangrar mis letras...
Así, simplemente como yendo a la deriva
como una ola que se extiende en el horizonte y
nunca regresa...
Como un sigiloso suspiro.

Pero dime...
¿Podrían estas letras sumergirse en tu piel?
¿acurrucarse?
¿o desangrarse en silencio mientras tus oídos
se transforman en una extensión de tu clítoris?
Y desdoblarse...
Como un sigiloso suspiro

Deja desangrar mis letras...
Hasta tener una respiración entrecortada y con un grito
en silencio, rasgar la noche...
sabiendo que se extingue mi sigiloso suspiro



viernes, enero 13, 2017

Últimamente he escrito más palabras en el aire para ver si el viento lleva alguna de ellas hasta ti.

domingo, enero 01, 2017

-



Somos una conjugación, un complemento verbal


---------------------------

¿De cuales letras te acuerdas?
¿De las intangibles o de las tangibles?
¿De las que surcan la noche o de las que lamen los labios?
¿De las que seducen o de las que rozan la piel?
¿De las que rezan o de las que gritan y arrancan gemidos?
¿De las letras que te escribo o de las que te digo en silencio?

-------------------------------------------------------

Ser un bombero y un pirómano para apagar y encender tus fuegos...
y alcanzando el equilibrio mantenerlos en lo etéreo

------------------------------------------------------

Cada grano de un reloj de arena es un movimiento
que coquetea en armonía con el perenne tiempo,
que se desliza como en el borde de tus labios se desliza
mi dedo para mantenerte en silencio, asiendo el momento
para tomar prestados tus labios y prenderles fuego...

------------------------------------------------------

Y la Luna, con su mirada cabisbaja, con su rostro apenado observaba como nuestras sombras se fusionaban

sábado, diciembre 24, 2016

Atemporal

cada gota de silencio queda colgando del segundero del olvido

---------------------------------------------------------------

Ya no escribo, para que el tiempo me borre todo, me borre, por una noche, por varias lunas, eones o solo durante instantes,
--------------------------------------------------------------

mientras, yo me quedaré en la deriva, en la ausencia, en el huecoen lontananza, aquí y allá, a 10 millones de años luz.
-----------------------------------------------------------------------------------------------

Cuando tus impulsos y los míos se encuentren...

------------------------------------------------------------------------------------

Estoy escuchando mi silencio
y cada uno de sus ecos
mientras ...
......................................................................................................

-----------------------------------------------

¿Una eternidad fugaz puede soñarse en un instante?
¿Puede soñarse en un sueño despierto o sólo dormido?
¿Puede transcurrir como arena entre los dedos?
¿Puede susurrarse?
¿Y así como llega, en un momento, esfumarse?

jueves, julio 14, 2016

Te estaré esperando así como el sol espera a la luna hasta ser alcanzado para provocar un eclipse

jueves, noviembre 20, 2014

()

¿Qué está pasando? ¿Dónde estoy? ¿Quién se ha llevado la luz?  ¡Acaso no hay nadie más aquí!
 ¿Qué me han hecho? ¿Por qué siento  como descargas eléctricas en todo mi cuerpo y el cuerpo tan...
¡Hey! ¿quién ha encendido esa vela? ¿quiénes son ...
¿por qué mis manos están tan pesadas? ¿ustedes me han hecho esto?
¡No se me queden viendo así! ... con esas caras de ...¡aaahhh, mis manos !
¿Por qué están tan arrugadas? Y… y mi voz, mi voz ... ¡por qué se escucha como la de una anciana! ¿por qué mi visión está tan débil que solo difuminadas siluetas percibo?
¿por qué estoy...
Hey tú, ¿qué tanto escribes?
¿Acaso te mofas de mi aciaga suerte?
¡Alguien dígame algo... por favor!
¿es que no se han percatado de lo ofuscado de mis sentidos? ¿Es ..
Ehh, ¡esa voz la conozco!
...
¿Carnal?, ¿eres tú?... ¿por qué te ves tan pálido?
Oohh…, ¡explícame que ocurre! ¿por qué lloras?
¡Para! ¡Que esos lamentos destrozan mis oídos!
... estoy ... siento que… se marchitan mis fuerzas, que...
¿Y todas esas personas? ¿Todos esos rostros estupefactos contemplando en silencio mis palabras?
¡Ahh esto debe ser un mal sueño! Pero… esa anciana en el fondo, que se mueve como observándome con repugnancia, con el rostro demacrado, díganme quién es. ¡Sí, me refiero a ti!... parece,.. parece,...¡pareces mi reflejo! ¿Acaso soy yo? La confusión embarga mis pensamientos,
No recuerdo qué ha pasado, ¿qué lóbregos designios me asechan?...
¿Y ustedes quiénes son?...
¡mamá! ¿eres tú? Entre la trémula luz de las titilantes velas apenas reconozco tus facciones.... ¿por que tu sonrisa está tan desgarrada por ríos de aflicción....?
 ¡y por qué el no deja de escr...
No, nooo digas, ¡esto no puede estar pasando! ¡No lo creo!
¡No puedo estar ….!

viernes, septiembre 12, 2014

Tiempo

¿Acaso no hay nada más abrumador que el avance imparable del tiempo?
Esos segundos, metamorfoseándose en ideas, pasiones, suspiros, miedos y demás. Esos segundos que  al cabo de un puñado, que se escurren entre los dedos, llamamos minutos; los cuales se cubren con capas de silencio, con tonalidades de soledad, con marcas de hastío.
¿Acaso no hay nada más abrumador que los implacables estragos del tiempo?  Marchitando pieles, horadando memorias, agrietando voluntades, evaporando sueños ...
¿Acaso no hay nada más abrumador que ver avanzar al segundero con su paso incansable y cómo va dejando tras de sí efectos que se tornan causas, que a su vez se tornan recuerdos que no saben que serán modificados por las arenas del tiempo?
¿Acaso no hay nada más abrumador que el tiempo? Que con su paso va arrasando, trayendo calmas y tempestades, fracturando realidades.
¿Acaso no hay nada más abrumador que el tiempo? Con su segundero demarcando el presente que no es más que el pasado disfrazado; con su manecilla trazando el orden del caos, los mapas del olvido, los laberintos de la soledad, las espirales del vacío.

Por eso, mientras el tiempo nos va dejando atrás, a veces me gusta contemplar el reloj de arena hasta que el último grano cae e imaginar que el tiempo se ha detenido, que no avanza pero yo sigo ahí, en el umbral entre el pasado y el futuro, y sin tiempo.

sábado, mayo 24, 2014

...

Mientras tus prejuicios y los míos coincidan, no habrá problema alguno

lunes, abril 28, 2014

¿Fue un sueño?

¿FUE UN SUEÑO?

En mis sueños
Invoqué a Edgar Poe
quería ser como él,
de terror un  escritor
y no sé cómo, pero sucedió
...
que en un instante, estaba
charlando con él, que
de su prima lascivamente hablaba
me describía el amor
que vorazmente se profesaban

En un momento enmudeció
como dormido quedó, sordo
sin sentido, ¡le grité,
lo sacudí!, no respondió,
y en cuanto sus ojos abrió
en polvo se convirtió

Del vacío, solo cayeron unas perlas
con el nombre de Berenice
tallado en todas ellas,
eran sus dientes, los quise
coger, pero como centellas
desaparecieron

De entre la nada, crecientes
se escucharon unos gritos
detras de las paredes, era su voz,
"nunca más" Edgar vociferaba;
ahora era yo, algún macabro rito
me dejó enterrado vivo,
pues era yo el que gritaba

Un hedor intenso a vino,
me regresó el sentido
Con una máscara roja,
la muerte, a mí vino
antes de haberse ido
mi último suspiro

Con una tea, ella el lugar iluminó,
poco a poco se acercó,
pisando un montón de huesos,
tu nombre me susurró,
caló, un escalofrío,
mi alma heló... me dejó tieso

Cuando creí que habían pasado eones
solo fueron instantes cuánticos
a la velocidad de la luz,
se escuchó un sombrío cántico
intenté asir una cruz

... y en un parpadeo

Un cuervo errante mi alma picó
y mi gato negro, como  mi sombra,
de horror en un instante se erizó,
y todo en un silencio abismal
quedó, solo escuchando el péndulo
que marcaba la agonía del tiempo
(desde el fondo del pasillo)

(a un costado de mi habitación)

Cegado por la ansiedad
intenté verme al espejo
pero solo pude mirar
tus ojos, en mí,
un lóbrego hueco dejó,
tu mustia voz ....
respondiendo estoy aquí

Y desperté, de repente,
¡retumbaba mi corazón!
(con sudor en mi frente)
el eco en toda la habitación
era intenso, aún se siente
¡el latido que delata la extraña sensación!

Ahora estoy en un rincón de mi locura,
tiritando, preguntándome si fue solo un sueño,
tratando de convencerme que fue solo un sueño

miércoles, abril 23, 2014

M

NAHUALES EN EL PODER

Hechicero, embustero
te sientes divino, intocable
eres escoria, político, clero
de un hambre insaciable

Con olfato de lobo
y tus garras afiladas
te dedicas al robo
tu misión no dejar nada

Eres un nahual, nahual en el poder

Mudas de piel, según la ocasión
escondiendo tus afilados dientes
y esperas parado una ovación
de la lacerada gente...

sat-anas eres un cerdo
el pequeño siempre es devorado
aunque te disfaces de cordero,
eres fiel al gigante bien parado

Antes del ocaso, por la tarde
sacas lo astuto como una zorra
te enjuagas de inverosímil fraude
descarado, sobornas a toda hora

Eres un nahual, nahual en el poder

Mudas de piel, verde
amarillo, colorado
o azul, como sea muerdes
eres muy avorazado

Lengua de serpiente
rata entrajetada
cuando distraes a la gente
ocultas tu afilada espada

Nahuales, nahuales en el poder
hay que desenmascarar
Nahuales, nahuales en el poder
hay que descarnar
Nahuales, nahuales en el poder
hay que arrancar

domingo, abril 06, 2014

Del sueño 3

¿Cómo alcanzar el punto de convergencia entre la locura y la sabiduría?
¿El punto de encuentro entre la serenidad y el ansia?


----------------------------------------------------
Color del caos

¿De qué color es el caos?
¿O solo está en escala de grises en mi cerebro?

¿y mis ideas retorcidas están en fa mayor?
¿mi insolencia es de los males, el menor?

Y con mis cuatrocientos demonios ....
recorrer el tiempo desgarrando la razón
con la eternidad diluida en un instante.

--------------------------------------------------

Con esa luna
Con esa luna hasta dan ganas de salir a aullar
... pero el eco me podría delatar

Con mis garras acariciaría la noche
pero con cuidado para no quebrar su manto,
hasta que el silencio se funda con ....

-------------------------------------------------

Resurge
Y despojándose de los atuendos que le encadenaban
frente a las personas timoratas que le rodeaban,
entre penumbras y sombras vacilantes debido al fuego
(de las teas que habrían de iluminar el destino)
y dejando atrás los miedos, los prejuicios y el ego
en esa madrugada ¡Pronunció!, ¡gritó!
Intentando desgarrar la noche
y estremecer hasta al mismísimo silencio:
¡Vamos a coger gachupines!
Así empezó, con un acto de irreverencia
la algarabía creció, fue el inicio de la sentencia
que despertó, en el pueblo, la conciencia

¿Y dónde estás ahora, padre de la patria?
Resurge, renace.

--------------------------------------------

¿Sigues ahí o ya te fuiste a perder en las encrucijadas de la locura, en los callejones de la demencia?

El abismo

El abismo

Con paso vacilante deambulaba por esa rúa, no recuerdo el motivo que me orilló a eso pero el hecho es que ahí estaba, siguiendo esa ruta difuminada por la desgastada luz. Esa luz que por instantes parecía como si intentase estirarse hasta rozar las sombras. Con esas sombras que se entrelazaban, con el silencio abrazando a esa lúgubre atmósfera, no me percaté cuando esa rúa desapareció; cuando solo quedo un camino, cuando el camino se volvió un pésimo sendero, cuando el sendero se tornó un despojo de veredas sin rastro.
Aun así caminaba, por momentos ni el eco escuchaba; con la pesadez llegué incluso a sentir que reptaba. Y durante todo el camino, esa presencia, se sentía. No es que estuviera perdiendo la razón, en verdad había algo en el aire. Algo que por instantes me enchinaba la piel y acalambraba mis pensamientos.
Perdí la cuenta de las horas y minutos que habían transcurrido, pero conforme se deslizaban los granos de arena en el reloj del perenne tiempo, cada vez se sentía más frío. El manto de la noche presentaba un color extraño, como si se estuviera resquebrajando mientras la luna pálida mostraba un rostro descompuesto.
Después de un lapso de tiempo en el que había estado forjando un pacto entre la serenidad y el ansia, mientras seguía caminando, quedé estupefacto ante lo que veía: A lo lejos divisé unas montañas, unas descollantes montañas que se extendían hasta rasgar el horizonte con formas tan irregulares como si hubiesen sido talladas por el caos y el capricho del tiempo.
Conforme me fui acercando contemplé lo escarpadas que estaban sus faldas, las cuales presentaban un color desgastado, como decolorado por la ausencia de sol. En ese paraje, la cordura estaba desangrada, quizás enclaustrada en lo más recóndito.

Comencé a sentir una alienación, ese instante en el que se quiebra la razón …..

Del sueño 2

Te gritaré mis silencios

----------------------------------------------

No escribo porque sea bueno, escribo porque me gusta.

----------------------------------------------

La partida


Es tiempo de partir, me despido, intentar con mis venas escribir, en el olvido.

Asir el aire, rasgar el cielo, residir en la noche, el tiempo detenido.

Es tiempo de partir, lamer el eco, estrujar la lluvia en la pálida noche.

Es tiempo de partir, me despido. Escribir las horas del ayer ...
en las gotas del alma, me despido.

Y marchar en el ocaso.

----------------------------------------------

Escribir en el aire como si fuese sabio

---------------------------------------------

Ciclos

Procesos, ciclos, rutinas, sin o con sabores... la vida está llena de ellos
Travesías sin origen, sin fin, dando vuelta en espiral
Segmentos, fragmentos del tiempo, algunos feos otros bellos
¿Cayendo o subiendo? ¿Al ocaso, al cielo o la mar?

Nos subimos al barco del tiempo, para navegar
para recorrer nuestros senderos
de locuras, amores y destellos
de desolación, exceso y más peros

¿En qué momento abordamos? De eso depende el ciclo
empero, hoy celebramos una vuelta más
que podría festejarse en cualquier instante
y en un instante de repente volver a iniciar
ya que cada uno es un caminante
que en su tiempo surca su vereda, esperando cosechar.

Nos subimos al barco del tiempo, para naufragar
para en tempestad o calma zozobrar
hasta nuestros adentros, dentro de ese oscuro mar
y en un instante recordar que hay que celebrar
ya que hay que recorrer nuestros senderos
de miradas, sueños y destellos
de instantes y segundos sempiternos
de sonrisas, llantos y más peros
una vez más....
como todos los días
una vez más....

Del sueño 1

Ingentes montañas

En las ingentes montañas de la locura,
sus simas rasgan la razón
sus cimas rozan el cielo,
un aluvión de aves con sus alas
sacuden el silencio,
como segmentos de olvido,
como retazos de tiempo.

---------------------------------------------------------------

Reservación

Hotel manicomio, quiero reservar una habitación por favor,
con vista al mar; si se pueden ver suspiros del tiempo (o recovecos del universo), mejor.
Espero permitan sueños fracturados y mi rabia insolente.
Mi permanencia, hasta que el viento seque mi voz.
¿Tarjeta? Claro, permítame arrebatársela a mi sombra.

--------------------------------------------------------------

Razón

Dame una razón para volver a escribir

-------------------------------------------------------------

Dormir

Podré dormir pensando en que la luna se derrite y cubre de susurros la gélida noche

-------------------------------------------------------------

Universos paralelos

Siempre que dormimos tenemos la posibilidad de despertar en universos paralelos

------------------------------------------------------------

Eclipse

Y abrí mis venas para la Luna
pero el eclipse nunca llegó

El olvido succionó el elixir
cual sombra asiéndose de mis costillas
hasta que las gotas del tiempo
fracturado, derramaron susurros.

Hasta aventarme a la deriva
hasta zozobrar, hasta
derramar la herida

-------------------------------------------------------------

Guitarra de aire

Tocando la guitarra de aire
mientras la lluvia se derrama
mientras la luna reclama
un pedazo de noche, un instante de pasión
Mientras las sombras van despertando
con los estruendos de mis dedos lamiendo el aire.

Desde la madrugada

Esta mañana desperté sin mi aura
... o por lo menos sin la parte visible de ella.
No sé si se esfumó entre mis sueños
aprovechando mi letargo para darse a la fuga
o la arrancaste con un mordisco mientras
... mientras me descuidé.

Desde la madrugada empecé a sentir una resaca
de esas que no se explica ni el porqué,
pero ahí estaba,
como agrietando esos suspiros que aún calan.

Cuando caminaba por una lóbrega calle,
con un paso como marcando los ecos que hace
una sombra al rozar el suelo,
me pareció ver a un ticus con pequeños trozos
en su pico, desgarrados, arrancados de mi aura,
pero agitando sus alas en sigilo
se alejó raudamente, perdiéndose en el horizonte
como queriendo alcanzar al tiempo, para fundirse en tu mirada
pero sin poderlo alcanzar, y solo, ... y solo
dejando huellas en el viento
con olor a tus labios.

 ---------------------------------------------------------------------

¿Alguna idea de cómo crear un big bang en mi cerebro?

 ------------------------

----------------------------------------------------------------------

Águila

Extiende tus alas, despréndete un instante de esos pliegues
deja ese nopal y afila tus garras, no te niegues
emprende tu vuelo, ave imperial
asecha, persigue a todo criminal
devora a esas ratas, hazlas tus presas
devuelve a la nación su grandeza
Que tu canto sirva para aturdir
a todo el que intente delinquir
Que tu canto sirva para despertar
a esa raza somnolienta una vez más
ya que por los canales de la indiferencia
corre la sangre de la patria.



M

¿Quién dijo que la noche no se puede desangrar en los brazos de la Luna?

------------------------------------------------

Todo lo que decimos y hacemos tiene consecuencias,
pero también todo lo que no decimos y no hacemos.

……………………….

Cuando creo que ha llegado el futuro, me doy cuenta que solo es el mustio presente.
Disfrazado con su atuendo de caos.

………………………..

La realidad es muchas veces menos creíble que la ficción

………………………

Simplemente perverso, platicando con mis demonios.

…………………………

Respirar, cuando los latidos son retorcidos.
Zozobrar, cuando es el tiempo el que se ha ido.

………………………..

Vemos rostros, pero lástima que no vemos cerebros.

…………………………

Si se te seca la voz, tendría que arrancar mis oídos.

…………………………..

Si hay algo que puedes tirar, tirar y tirar
... y siempre regresará, es la hueva.

…………………………..

Si no contesto un mensaje tuyo, disculpa...
es porque se traba esta chingadera que tengo de cerebro

………………………………..

Y cuando estemos al pie del cañón no será para aventarnos, si no para gritar seguimos vivos y no nos daremos por vencidos.

……………………………………

Intento agarrar a mi sombra
para que no me rasguñe

……………………………………

Cuando pienso que ya no puedo,
que he llegado a mi límite,
hago otra pendejada y me reivindico.

………………………

Lo mejor de estar dentro del sistema, rodeado por el sistema..
es que lo puedo escupir de muy cerca, de frente... y le puedo patear los huevos desde el interior.

……………………….

Vivimos en el país del no pasa nada, pero donde todo se puede.
Vivimos en decadencia, en demacrada existencia.
En una cloaca que nos pintan color de rosa.
En una selva de miseria y avaricia.
En una sociedad corroída por sus propias reglas.

Sean bienvenidos a la jungla.

………………………..

Si fuimos los espermas más fuertes y rápidos
¿Cómo sería si hubieran ganado otros?

………………………..
Yo no respiro lo que piensen los demás de mí.

A

Colmillos

Colmillos dejando sus huellas,
cual pisadas en la arena
suena el silencio, asciende la noche.

Elixir color sangre pintando los incisivos.

Lamiendo tu energía, tu muñeca recorro
(y tu cuello), ahora .....

me pertenece.
------------------------------------------------------------

Vida eterna

Y a pesar de que pude haberle dado vida eterna,
la dejé morir, entre mis brazos.
No quise que tuviera la maldición de ser
sempiterna como el viento, como el tiempo, como yo.
... Tan fácil que hubiese sido.

------------------------------------------------------------

Montañas de la locura

Aquí, surcando universos paralelos (en mi mente), en el tiempo.
Escalando las montañas de la locura en sempiternos oleajes.
Yendo a la deriva en espiral, en una ondulada espiral.

-------------------------------------------------------------

Pasado

El pasado no es más que recuerdos que con el tiempo vamos modificando en base a algunas imágenes (fotografías del tiempo a partir de las cuales creamos historias).
El futuro no es más que un cúmulo de probabilidades.

No hay pasado, no hay futuro. No existen
Solo existen múltiples presentes... solo eso.

--------------------------------------------------------------

Ojos sordos

Me he dado cuenta que las palabras a veces no vale la pena desperdiciarlas ante ojos sordos y oídos ciegos.

martes, junio 04, 2013

G

Intento cerrar mis ojos, pero no puedo.

--------------------------

En mi cerebro hay muchas cosas que no tienen lógica.

-------------------------

Un libro me leyó
desde la portada enmarcada por mi nombre y decadencia
hasta la contraportada del final de mis días
Un libro me leyó
recorrió con sus hojas cada pliegue de mi piel
hasta derramar gotas de tinta
en algunas grietas de mi ser

Un libro me leyó
mientras mis ojos lamían cada una de sus letras
... recorría frenéticamente mis arterias, mis venas
Un libro me leyó
leyó cada fragmento en blanco de mi mente
y esos parajes en silencio que se hicieron frecuentes

Un libro me leyó
cada capítulo y cada epígrafe y ... cada suspiro
me subrayó cada uno de mis renglones torcidos
Un libro me leyó
y tomó notas de mis pies de página y ...
y contempló cada imagen fracturada

Un libro me leyó
hasta que mi voz musitó: fin

--------------------------

¿Llegará el día en el que tengamos que estar conectados a las máquinas para sobrevivir? ¿Para sentir que existimos?

-------------------------

¡Como detesto a esa mandrágora
que cuelga del dintel de tu puerta!
Con sus gritos a toda hora
a mis colmillos aturde, molesta.

Sólo se arrulla un poco al amanecer,
pero ya es demasiado tarde para mí.

¡Como detesto a esa mandrágora
que yace cobijando a tu puerta!
con sus gritos desgarra, perfora,
dejando a mi garganta sedienta


------------------------

 
 
 

¿?

¿Diferencias entre recordar, imaginar y soñar?

---------------------------

Intenté escribir los trazos de la noche en tus párpados
Intenté escribir un libro pero no pude,
sólo me restó seguir con mis dedos las comisuras de las hojas
... de los pliegues, de los bocetos en tu mirada.
Intenté tallar las letras en los ecos del crepúsculo
pero no pude, solo me quedó ir a la deriva
hasta sangrar, hasta sangrar, hasta marchitar...
hasta que el ansia se recostó junto al silencio


---------------------------

Retazos ,retazos de suspiros que se desvanecen,
esa imagen incita a drenar tu sangre,
ese elixir que fluye en tu esencia ...
perfumando de vez en cuando la noche,
esa noche que en desolados parajes se retrata


--------------------------

No soy escritor, no soy poeta,
solo soy traductor de los impulsos de mi cerebro.


--------------------------

No soy bueno para las rimas pero:

Tus labios riman con la noche
tu mirada rima con el eclipse
mis colmillos riman con tu sangre


--------------------------

Prefiero perder el tiempo a mi manera y no a la tuya.

-------------------------

La objetividad no es más que la subjetividad disfrazada.

------------------------

Solemos recordar no lo que sucedió sino lo que imaginamos a partir de imágenes fragmentadas, esas historias ficticias a las que llamamos pasado.

-----------------------

Estamos tan corrompidos que a veces las virtudes las vemos como defectos.

-----------------------

¿Por qué es más complicado ver la ignorancia propia que la ignorancia de los demás?

----------------------

Si no es en este universo, será en otro.

---------------------